ESTACIÓN DE CALDERA

Tamaño letra:

estacion-calderaUbicada en el distrito primero, Espíritu Santo, en la comunidad esparzana del mismo nombre. Declarada monumento patrimonial de interés histórico arquitectónico, mediante decreto No.23978-C, de febrero de 1995, publicado en La Gaceta Nº 33 del 15 de febrero de 1995

INFORMACIÓN HISTORICA

 

Estación situada en la zona portuaria de Caldera. Construida durante la administración de don León Cortés Castro (1936-1940).

 

Se debe recordar que el puerto de Caldera se estableció a fines del siglo XVI y que funcionó como el puerto más importante en el Pacífico hasta principios del siglo XIX, cuando Puntarenas adquiere mayor preponderancia.  Sin embargo, el transporte ferroviario decayó progresivamente, a raíz del poco mantenimiento que se le brindaba.

 

De este modo, el ferrocarril dejó de ser un medio adecuado para viajar de San José a Puntarenas, al grado de que actualmente ha sido suprimido el servicio de pasajeros, funcionando tan sólo el transporte de carga hasta el Puerto de Caldera; que nuevamente ha tomado la delantera como puerto comercial.

 

Esta antigua estación del ferrocarril, ésta dejó de funcionar como tal en 1989. Actualmente, se encuentra arrendada por el INCOFER (Instituto Costarricense de Ferrocarriles) a una persona particular, quien la explota comercialmente.

 

DESCRIPCIÓN ARQUITECTÓNICA

La edificación presenta una estructura en concreto armado, de dos niveles. En la planta baja, la construcción se encuentra elevada sobre bases de concreto, por ello el acceso a la terminal se realiza a través de dos escalinatas laterales. En esta sección se localizan tres aposentos, los cuales dan a la carretera principal.caldera_02

 

Los aposentos del fondo se comunican con el andén y eran ocupados como oficinas y boletería. Un corredor circunda el inmueble. En la planta alta, se ubican dos grandes salones; la panorámica que se puede apreciar desde los balcones del segundo piso es realmente de gran belleza: la zona del puerto, del litoral y la Roca de Carballo.

primi sui motori con e-max