Nuestro Cantón

Tamaño letra:

El actual territorio del cantón de Esparza fue una zona habitada por indígenas de las culturas Chorotega y Huetar. Los primeros correspondían a la provincia de Orotina, gobernada por el cacique Gurutiña, una de las cinco en que se dividieron los chorotegas. El otro grupo pertenecía al Reino Huetar de Occidente, dominado a inicios de la conquista por el cacique Garabito , cuyo nombre real era Coyoche , uno de los baluartes de la Resistencia indígena costarricense.

Don Gil González Dávila, descubrió la región en el año de 1522, cuando realizó el primer recorrido por nuestro territorio nacional, desde punta Burica hasta el poblado indígena de Avancarí (hoy Abangaritos, cantón de Puntarenas).

En 1561 don Juan de Cavallón, facultado por la audiencia de Guatemala para conquistar la provincia de Nuevo Cartago y Costa Rica, fundó el puerto de Landecho, en la ensenada de Tivives.  Don Alonso Anguciana de Gamboa, gobernador interino, trasladó la población de Aranjuez y fundó en 1574 el primer asiento de la ciudad del Espíritu Santo, en el antiguo valle de Coyoche, entre los ríos Barranca y Jesús María, cerca del actual poblado de Artieda. En 1577 el gobernador don Diego de Artieda y Chirino habilitó el puerto de La Caldera, en sustitución de Landecho.

Entre 1622 y 1629, se estableció el segundo y último asiento de la ciudad del Espíritu Santo de Esparza, unos cinco kilómetros al noroeste de su primitivo lugar; habiendo sido saqueada dos veces por los piratas, una en 1685 y otra al año siguiente, siendo incendiada toda la población en esta última incursión, excepto la iglesia y el convento de San Lorenzo; por lo que sus habitantes se vieron forzados a huir al interior, refugiándose en Las Cañas y Bagaces.

El territorio de Esparza se extendía durante los siglos XVI y XVII desde los Montes del Aguacate hasta los ríos Salto y Tempisque; teniendo bajo la jurisdicción político administrativa de la Ciudad del Espíritu Santo los territorios que hoy constituyen los cantones de Orotina, San mateo, Puntarenas, Montes de Oro, Abangares, Cañas y Bagaces.

La primera ermita de Esparza data de 1574, así como el Convento de San Lorenzo, cuyo primer cura fue fray Diego de Guillón; en 1576 fue erigida en Parroquia, dedicada a Nuestra Señora de la Candelaria; actualmente sufragánea de la Diócesis de Puntarenas, de la Provincia Eclesiástica de Costa Rica.

En 1821 se estableció una escuela de primeras letras para varones. En 1862 se abrió una escuela, privada organizada por doña Genoveva Gutiérrez. En 1870 fue instalada la primera escuela pública, dirigida por doña Clotilde Fernández V. De Mora, durante la segunda administración de don Jesús Jiménez Zamora. De 1870 a 1890 la escuela fue mixta y ocupó un edificio al lado norte de la iglesia; la escuela actual lleva el nombre de don Arturo Torres Martínez, fundada en abril de 1946.

El Liceo Diurno de Esparza inició sus actividades docentes en 1965, durante el gobierno de don Francisco Orlich Bolmarcich. El Liceo Nocturno de Esparza fue fundado en el año 1976. El Liceo Emiliano Odio se fundó en el año 2001. Actualmente, existen varias instituciones educativas: El Jardín de Niños de Esparza, y las escuelas oficiales; además de algunas de carácter privado: Escuela Sancti Spiritus, Escuela Manantial de Vida y el Colegio Santa Sofía.  Por Ley No. 63 de 4 de noviembre de 1825, la ciudad de Esparza formó parte del distrito de Cañas del Departamento Occidental, uno de los dos que en esa época conformaban el territorio del estado.  En 1848, Esparza constituyó el cantón segundo de la provincia de Alajuela; mediante decreto ejecutivo No. 8, de 6 de noviembre de 1851 se segregó este cantón de la provincia de Alajuela y se agregó a la Jurisdicción de la comarca de Puntarenas.  Por ley No. 59 de 21 de marzo de 1834, se dispuso trasladar el puerto de Puntarenas a Caldera; don Braulio Carrillo Colina, por decreto del 26 de febrero de 1840, rehabilitó a Puntarenas como puerto para el comercio del estado. La primera municipalidad instalada en el año de 1877 fue integrada por los señores Felipe Herrera, Ignacio Pérez (en cuya memoria se bautizó el parque central de la ciudad) y Marcelino Zúñiga. El primer alumbrado público fue de canfín, colocado en 1877. El alumbrado eléctrico con bombillos se instaló en 1921, durante el primer gobierno de don Julio Acosta García. La cañería se inauguró en 1912 durante el primer gobierno de don Ricardo Jiménez Oreamuno.  El origen del nombre del cantón se debe al gobernador de la provincia don Diego de Artieda y Chirino, quien en 1577, en memoria de la villa de Esparza, situada en el valle de Salazar, Navarra, en las cercanías de Pamplona, España, de donde era originario, le agregó a la denominación de la ciudad del Espíritu Santo las palabras “ de Esparza ”.  El 3 de setiembre de 1879, durante la administración de don Tomás Guardia Gutiérrez, mediante decreto No. 93, se le cambió el nombre por Esparta . Posteriormente, según el decreto ejecutivo No. 3752-G-C del 6 de mayo de 1974, se restituyó el nombre de Esparza al cantón segundo de la provincia de Puntarenas.

CREACION Y PROCEDENCIA

La Constitución Política de 22 de noviembre de 1848, en el artículo 8, estableció por primera vez las denominaciones de provincia, cantón y distrito parroquial. De conformidad con la anterior disposición, por ley No. 36 de 7 de diciembre del mismo año, en el artículo 8, se creó Esparza como cantón número dos de la provincia de Alajuela, con dos distritos parroquiales. El cantón de Esparza fue creado mediante decreto # 167 del 17 de diciembre de 1848. Actualmente es el segundo cantón de la provincia de Puntarenas.
primi sui motori con e-max